El bebé de 3 a 6 meses ya se sonríe!!
Si, es verdad se sonríe al hablarle y nos devuelve un “ajo”.
En esta etapa comienza a interactuar con mamá, papá, hermanos, abuelos, en fin con todos los que se acercan a él.
Quiere despacito agarrarnos el pelo, luego los juguetes, se descubre sus manitos y piecitos. Va creciendo, transformándose en un bebote.
Este proceso también se refleja en el dormir.  Las pausas nocturnas son de tres a cuatro horas a los cuatro meses para alargarse hasta seis u ocho horas a finales de los seis meses. Esto no quiere decir que duerme todo de corrido. Se despierta cada dos o tres horas queriendo alimentarse.

El lugar puede modificarse ya que el bebe de cuatro a cinco meses está en condiciones de dormir  no solo en otro espacio diferente como una cuna, sino también en otro cuarto: “Su cuarto”.
Todo esto puede reflejarse en unas noches más movidas hasta que se adapte a su nuevo lugar.
Los niños presentan normalmente despertares nocturnos y es muy probable que necesite aun la intervención de mamá y papá para reconciliar el sueño. La rapidez con que se vuelva a dormir dependerá del entrenamiento previo del bebe, es por eso que aquí van algunos consejos: 

  • Mantener las rutinas diarias.
  • Darle la ultima mamada o biberón en el lugar donde se va a dormir, (preferentemente en el cuarto del bebe).
  • Ponerlo en su cuna medio despierto.
  • Si el niño reclama la presencia de mamá o papá, cantarle a su lado hasta que se duerma tratando de no intervenir corporalmente.
  • Si persiste el llanto, sentarse en el cuarto del niño por unos minutos. El objetivo es siempre tratar de salir del cuarto del niño.