Aquí estamos, frente a un bebe de seis meses!!
Ya se sienta; primero con apoyo y luego sin él.
Es capaz de agarrar los objetos de su agrado, de silabear, de reírse a carcajadas.
El niño en esta etapa irá incorporando las papillas y diversos alimentos para finalizar a los nueve meses con almuerzo y cena.
Que grande esta!! Como se paso de rápido el primer semestre!
Con respecto al sueño, ya es capaz de realizar pausas nocturnas más prolongadas, entre seis y ocho horas, con suerte diez!!
A partir de los seis meses, un bebé duerme menos horas durante el día (alrededor de cuatro horas).
Claro que si todavía no aprendió a dormirse solito, se irá protestando a la cama y requerirá de la presencia de los papas para dormir.
Estamos a tiempo de mostrarle las rutinas previas al dormir:

  • Conservar los horarios diarios.
  • Luego de la cena, mamá o papá pueden jugar tranquilos en el cuarto , y así el bebe se irá relajando
  • Después si es necesario darle la ultima mamada o biberón en su cuarto con la luz tenue.
  • Acostarlo semidespierto.
  • Comenzar la retirada. Si el niño está ya entrenado esto resultara fácil. Si de lo contrario aun se resiste, podemos hablarle desde afuera, quedarnos unos momentos con él, pero NO intervenir corporalmente.

Por último tener en cuenta que el pequeño puede estar atravesando la “angustia del octavo mes”, momento en que    comienzan a darse cuenta que mamá y/o papá son seres independientes y de los cuales él se puede separar momentáneamente.
Encontraras más información sobre el tema en el libro “El pícaro sueño” de la Dra. Marisa Gandsas.